CCAA 10 abril 2008. Ens queden 476 dies d'assignacions!


"a qui sap esperar, el temps li obre les portes" (proverbi xinès)


El món està a les mans d'aquells que tenen el valor de somiar
i córrer el risc de viure els seus somnis.

(Paulo Coelho)


FELIÇ 2015!

FELIÇ 2015!





"tu história podrá no tener un principio muy feliz, pero esto no te convierte en quién eres, sino en el resto de tu historia; quién tu decidas ser"

(kung fu panda 2)




dijous, 17 de març de 2011

casualitats......

tot just ahir feia una entrada en la que comentava el conte que a l'aina li havien explicat a l'escola sobre la sadako sasaki, coincidint en unes jornades que estan treballant sobre la pau a l'escola, i de com m'havia agradat el llibre de la mateixa història que em vaig llegir ja fa uns quants anys.....
doncs quina ha estat avui la meva sorpresa quan he vist aquest missatge a les llistes d'AFAC:



Me llamo Makiko. Soy una japonesa que vive en Madrid desde hace un año. Como sabéis, hubo un gran terremoto en Japón el viernes 11 de marzo. Este terremoto me ha afectado mucho emocionalmente. Hasta bien entrada la mañana del viernes no tuve noticias de mi gente, no sabía si estaban vivos o muertos. Japón se colapsó y durantes horas me fue imposible comunicarme con nadie. Aunque finalmente mi familia y amigos salieran ilesos, me sigue angustiando mucho ver las noticias que llegan desde Japón. Así que se me ha ocurrido una idea. El plan es que cada persona haga una grulla de origami. Para ayudaros, he hecho un vídeo explicando cómo se hace:
http://las1000grullas.wordpress.com/about/

Historia

Este proyecto surge, en el año 1999, de un grupo de personas que comparten
talleres de Origami dictados por la Prof. Meri Affranchino. Estos talleres,
en la actualidad, están nucleados en la Asociación C.H.I.C.O.S. de la
ciudad de Rosario.
Dicha Asociación se inserta en la comunidad a partir de su trabajo con
chicos en situación de calle o en condición de vulnerabilidad, los
adolescentes que allí concurren conocen de manera vivencial en sus
cotidianidades las dificultades de una sociedad cada vez más violenta y que
ha postergado dentro de sus valores más urgentes, el de la Paz.
La propuesta de plegar cada año al menos mil grullas, ha ido sumando
voluntades individuales y grupales, las que todos los años acuden a nuestra
cita cada seis de agosto.
Así de las mil grullas originales que fueron colgadas por un grupo pequeño
de personas llegamos cada año a colgar más grullas y a ser más personas e
instituciones quienes estamos representadas en este acto.
Han transcurridos varios años de nuestros inicios y también recorrimos
diferentes escenarios para establecer esta acción, así visitamos: la Casa
de la Poesía, el Centro de Expresiones Contemporáneas, el predio de Ciudad
de los Niños en la Estación Embarcadero, la casa de C.H.I.C.O.S., La Isla
de los Inventos, siendo algunos de ellos nuestra sede en dos oportunidades.
En el Año 2006 el proyecto Mil grullas por la Paz hizo 6000 grullas en el Monumento Nacional a la Bandera. Centro cívico por excelencia de la ciudad de Rosario, También fue declarado de Interés Municipal .

Por qué el 6 de Agosto?
El 6 de agosto de 1945, durante la II Guerra Mundial, los aliados
arrojaron la primera bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima. El mando
supremo aliado informó que 129.558 personas murieron, fueron heridas o
desaparecieron a causa del lanzamiento, y más de 176.987 perdieron sus
hogares. La población de Hiroshima en 1940 había sido de 343.698
habitantes. La explosión arrasó más de 10 km2 de terreno, cerca del 60% de
la superficie de la ciudad.
Cada año, el 6 de agosto, los japoneses recuerdan a sus muertos honrando
sus monumentos con grullas que lleven sus deseos de paz.
Cada 6 de agosto, desde 1947, miles de personas participan en una ceremonia
multiconfesional en el parque de la Paz, construido en el lugar en donde
explotó la bomba.
En 1949 el gobierno japonés nombró a Hiroshima santuario internacional de
la paz.
Hace algunos años, algunos artistas de todo el mundo, nos unimos
simbólicamente a ellos, plegando mil papeles en forma de grullas y
aportando nuestro esfuerzo por la paz.
Cada uno de nosotros ha ido eligiendo la fecha en la que armar su Árbol de
la Paz.
Nosotros preferimos el 6 de agosto, para que cada año volvamos a pensar en
ese inicio fatídico de la cadena de violencia sobre la población civil y
en cuanto lo reproducimos en nuestro quehacer cotidiano.

Historia de Sadako Sasaki

http://www.himahima.co.jp/PeaceWeb/kids/KPSH_E/top_e.html
http://pw1.netcom.com/~kundk/newsletter/Sadako.htm
Hace ya 50 años que ocurrió lo que te vamos a contar.
Fue después de la bomba atómica sobre Hiroshima, al final de la Segunda Guerra Mundial. Seguro que has oído hablar de esta tragedia y de sus horribles consecuencias para la salud de los pocos que sobrevivieron, ¿verdad?
Pues pasó que Sadako Sasaki fue una de las niñas que no murió el día de la explosión, pero sí que enfermó de mucha gravedad – sufrió una leucemia- poco después, con 11 años, por la radiación atómica.
Cuando supo que estaba enferma, una amiga suya intentó animarla y le contó la tradición de las 1000 grullas de papel – hacer figuritas de papel es una tradición japonesa la tecnica se llama Origami y se conoce ya en casi todas partes del mundo-
La tradición japonesa dice que– le contó a Sadako su amiga-
“concederán un deseo a aquél que consiga doblar 1000 grullas de papel como recompensa por el esfuerzo y la concentración que hacen falta para lograrlo.
Este trabajo se llama el Senbazuru”.
Entonces, su amiga hizo una grulla de origami y se la dio a Sadaho. “Aquí está tu primera grulla”. Y le deseó que se cumpliera su deseo, curarse de su enfermedad.
Sadako empezó a doblar grullas, una tras otra, intentando conseguir su deseo de curarse mágicamente.
Pero por desgracia, no lo logró.
Murió en 1955 con 644 grullas revoloteando a su alrededor.
Conmovidos, sus amigos y compañeros de la escuela se propusieron terminar de plegar las mil grullas como un homenaje a su dedicación, y volverlas a plegar cada año para recordarla.
Así, se propusieron también contarles a otros niños de Japón y del mundo cual había sido su historia y la de tantos niños, que como ella, no pudieron sobrevivir a la bomba atómica.
Para que está historia estuviera presente todos los días, se propusieron hacer un monumento, una estatua de Sadako con una grulla que hoy está en el Parque de la Paz de Hiroshima.
Bajo ella está escrito:
“Éste es nuestro grito, ésta es nuestra plegaria: paz en el mundo”.
La historia de Sadako dio la vuelta al mundo y las grullas y el origami se convirtieron en símbolos de Paz, del rechazo a la guerra.