CCAA 10 abril 2008. Ens queden 476 dies d'assignacions!


"a qui sap esperar, el temps li obre les portes" (proverbi xinès)


El món està a les mans d'aquells que tenen el valor de somiar
i córrer el risc de viure els seus somnis.

(Paulo Coelho)


FELIÇ 2015!

FELIÇ 2015!





"tu história podrá no tener un principio muy feliz, pero esto no te convierte en quién eres, sino en el resto de tu historia; quién tu decidas ser"

(kung fu panda 2)




dijous, 2 d’abril de 2009

una bonica història d'amor....

a les llistes d'AFAC, a part de trobar-hi bons amics, sempre hi ha històries d'aquelles que t'arriben al fons del cor.
Avui, un company de les llistes ens ha passat aquesta bonica història d'amor.
A mi m'ha agradat molt, és increíble com encara hi ha històries d'amor d'aquelles que un està disposat a renunciar a tot només per amor.
gràcies Rafa!!

Una increíble historia de amor ha salido recientemente de China y ha logrado tocar al mundo.
Es la historia de un hombre y una mujer de edad quienes huyeron para vivir y amarse en paz el uno al otro por más de medio siglo.

El hombre chino de 72 años de edad, quien excavó a mano más de 6,000 peldaños en lo alto de una montaña para su esposa, diez años mayor que él, de 82 años de edad, ha muerto en la cueva que ha sido el hogar de la pareja durante los últimos 50 años.

Hace más de 50 años, Liu Guojiang, un muchacho de 19 años, se enamoró de una mujer y madre viuda de 29 años llamada Xu Chaoqin... En una historia digna del “Romeo y Julieta de Shakespeare”, amigos y familiares, criticaron la relación debido a la diferencia de edades y a el hecho de que Xu ya tuviera hijos.

Para aquella época, era del todo inaceptable e inmoral para un hombre joven el amar a una mujer mayor. Para evitar el murmullo en el mercado y el desprecio de sus comunidades, la pareja decidió fugarse y vivió en una cueva en el condado de Jiangjin en la sureña municipalidad de ChongQing.

Al principio, la vida fue muy dura ya que ellos no poseían nada; no tenían electricidad… ni siquiera alimentos. Tuvieron que comer pasto y raíces que encontraron en la montaña y Liu construyó una lámpara de keroseno que usaban para iluminar sus vidas.

Xu sentía que había atado a Liu y repetidamente le preguntaba: '¿estás arrepentido?
Liu siempre le respondía: 'mientras seamos laboriosos, la vida mejorará.'

En el segundo año de vivir en la montaña, Liu, empezó y continuó durante más de 50 años, a excavar las gradas para que su esposa pudiera bajar fácilmente la montaña.
Después de medio siglo, en el año 2001, un grupo de aventureros estaban explorando el bosque y se sorprendieron al encontrar a la anciana pareja y a los más de 6,000 peldaños hechos a mano.

Liu MingSheng, uno de sus siete hijos dijo:
'Mis padres se amaban tanto, que ellos han vivido en su hermosa soledad durante más de 50 años y nunca han estado separados un solo día. El hizo más de 6,000 peldaños, a través de los años, por la conveniencia de mi madre, a pesar de que ella no bajaba mucho la montaña.'

La pareja ha vivido en paz durante más de 50 años hasta la semana pasada.

Liu, ahora de 72 años regresó de su labor agrícola diaria y sufrió un colapso. Xu se sentó y oró por su esposo mientras moría en sus brazos. Tan enamorada de Xu estaba Liu, que nadie fue capaz de liberar el fuerte agarre que él tenía de la mano de su esposa aún después de fallecer.

'Tú me prometiste que cuidarías de mi, siempre estarías conmigo hasta el día en que muriera, ahora tú te fuiste antes que yo, ¿cómo voy a vivir sin ti?'
Xu pasó días repitiendo, suavemente, estas palabras y tocando el ataúd negro de su esposo con lágrimas rodando por sus mejillas.

En el año 2006, su historia se convirtió en una de las 10 historias de amor más famosas de China, recogida por el Chinese Women Weekly. El gobierno local ha decidido preservar la escalera de amor y el lugar en que vivieron convirtiéndolo en un museo, para que su historia de amor pueda vivir para siempre.

3 comentaris:

Victòria ha dit...

Moltes gràcies pel comentari!!!

Shari y Pedro ha dit...

Son estas historias las que me hacen creer que vivir la vida merece la pena. Son estas personas que con su tesón, su amor incondicional y su cariño, las que mueven el mundo al ritmo del corazón.

Y deberían ser muchos como ellos, con su ejemplo los que nos contaran que las cosas que realmente merecen la pena, son sencillas y simples.

Un besito guapa!!

Eli ha dit...

Quina història més bonica...en el fons l'amor mou aquest món, tot i que de vegades alguns ho oblidin.

Un petó